Tallarines negros con merluza confitada y salsa de yema.

¡Hola!
Por fin ando un poco más liberado y puedo dedicarle algo de tiempo al blog y pasarme por los vuestros, que los tengo muy desatendidos :(.
Hoy vengo con otra receta de pasta, y es que no sé por qué, pero en verano es una de las cosas que más me gusta preparar, ya sea así en caliente o en alguna ensalada, no me canso de comer pasta y de probar nuevos platos.
Esta receta nació porque tenía un paquete de tallarines negros por casa y quería darles algún uso, pero todas las recetas que vi con este tipo de pasta se preparaban con gambas (que no es que me guste mucho el marisco) y con gulas (que  no tenía en el momento de preparar la receta) así que me tiré buscando un buen rato hasta que encontré la receta perfecta, que se ajustaba a los ingredientes que tenía por casa. Hoy la comparto con vosotros, a ver que os parece, porque a mi me dejó sin palabras.

Sigue leyendo

Anuncios

Espirales con calabacín, romero y limón. Concurso chef pimienta rosa y blog completo.

Madre mía, no puedo empezar a escribir esta receta sin agradecer las visitas, comentarios y ayuda al blog que se están recibiendo desde que se abrió hace unos pocos días. Uno no necesita otra cosa para estar motivado e ilusionado en seguir hacia alante y mejorar día a día. Muchas gracias a todos.

También aprovecho para anunciar que este blog ya está completo y por fin somos dos al frente, como iba a ser en un principio. A partir de ahora, mi chica y compañera de andanzas culinarias, Ana, toma parte activa en el blog y pronto empezará a compartir un montón de dulces (y no tan dulces, pero igualmente ricas) recetas.

Ahora pasemos a la receta. Esta receta la he enviado para participar en el concurso del mes de Mayo de Pimienta rosa (cualquier excusa es buena para cocinar, jejeje) cuyo tema es la pasta.

Es una receta sencillísima que creo que aprendimos de un libro o de una revista. Eso sí, con algunos retoques en las proporciones ya que, a nuestro parecer, la receta original sabía demasiado a algunos ingredientes y demasiado poco a otros.

La verdad es que a mi nunca se me habría ocurrido echarle romero o limón a una pasta, pero el resultado es sorprendente. Deberíais probarla al menos una vez, ya veréis que rica y fácil de preparar que es.

Sigue leyendo